Preguntas de los usuarios de la web y de los lectores de Últimas Noticias

Esta sección retoma las respuestas enviadas por Salud de Altura a las preguntas de los usuarios de la web y de los lectores de Últimas Noticias.  

 

La salmonella

 

 

Causa

La salmonelosis se transmite de forma oral y está asociada directamente al consumo de alimentos contaminados con materia fecal de los animales. Por ejemplo: los mariscos, las carnes, las frutas, los vegetales e incluso el agua. Estas comidas aparentemente se encuentran en buen estado, pues no presentan una apariencia ni un olor distinto al habitual.  La salmonella consiste en una infección de origen alimenticio, causada por una bacteria denominada salmonella enteritidis.

 

Síntomas y tratamiento

La salmonelosis se desarrolla como una infección abdominal cualquiera; por esta razón, entre sus principales síntomas se encuentran el dolor estomacal, el vómito y la fiebre.
Por lo general, esta afección se confunde con una indigestión; ya que es muy difícil determinar si se trata o no de la presencia de la salmonella en el organismo; a menos que se realicen una serie de exámenes de laboratorio. Si se trata de una salmonelosis simple, la enfermedad desaparece por sí sola y los síntomas pueden durar entre 24 y 48 horas, dependiendo de cada paciente. Con menor frecuencia, se presentan casos que pueden prolongarse hasta por tres días y que requieren del uso de antibióticos.
Eso sí, es indispensable que las personas que padecen de esta enfermedad ingieran una dieta blanda y sobre todo que se hidraten adecuadamente.

 

La fiebre tifoidea

No obstante, existe una variedad de esta bacteria llamada salmonella typhi que es la responsable de la tifoidea. Al igual que la salmonelosis, ésta se contagia a través de la comida contaminada. Pero además, puede desarrollarse por el contacto con los pacientes de tifoidea, con los portadores sanos (individuos que tienen el virus pero no desarrollan la enfermedad) con las demás personas o debido a la propagación de la bacteria a través de las moscas en los alimentos. Los síntomas se presentan entre una y dos semanas después de  adquirir la salmonella y aparte de los síntomas de la salmonelosis, viene acompañada de debilidad intensa, decaimiento, dolores intensos de cabeza, pérdida del apetito, erupción rosada de la piel y escalofríos. La convalecencia por esta afección puede durar meses y requiere el uso de antibióticos para erradicar la bacteria. En estos casos la infección puede extenderse por el resto del organismo a través de la sangre. De modo que si la fiebre tifoidea no se trata a tiempo, pueden presentarse una serie de complicaciones tales como hepatitis, hemorragia y perforación intestinal o peritonitis.

 

22 consejos acerca de la salmonella

  • Si va a preparar carnes (de aves, res, cerdo, mariscos, etc.) asegúrese de cocinarlas debidamente para erradicar la bacteria, en caso de que esté presente entre sus alimentos.
  • Evite aquellos platos que se preparan con carnes crudas.
  • Envuelva las carnes frescas en bolsas de plástico dentro de la refrigeradora, de esta manera evitará que la sangre caiga sobre los demás alimentos.
  • Procure lavar las frutas y verduras con agua hervida o trate de utilizar productos para desinfectar alimentos.
  • Si consume leche no pasteurizada, resulta indispensable que la ponga a hervir antes de ser ingerida. Si los derivados de la leche no son procesados, confirme que hayan sido tratados con aseo.
  • Tenga cuidado con el consumo de quesos blandos. Los duros, crema y procesados resultan mucho más seguros.
  • Cuando prepare salsas caseras como la mayonesa, no se olvide de añadir limón o vinagre, estos ingredientes son útiles para atenuar la bacteria.
  • Los huevos crudos o tibios también constituyen una fuente de contagio. Por eso, recuerde limpiar bien la cáscara antes de prepararlos.
  • Además de la higiene personal, la limpieza de la cocina y de los utensilios también es indispensable. Si utiliza un cuchillo para cortar la carne no lo use para picar los vegetales sin lavarlo previamente.
  • Lávese bien las manos después de ir al baño. No importa si ‘solo orinó’. Tenga en cuenta que probablemente otras personas utilizaron el inodoro antes que usted. Asimismo, limpie bien sus manos antes de preparar o de ingerir los alimentos.
  • En caso de que usted o un miembro de su familia padezca de este tipo de infección intestinal, asegúrese de hidratarlo constantemente, pues con la diarrea y el vómito se suelen perder grandes cantidades de líquidos.

 


Espacio en colaboración con Últimas Noticias y su suplemento semanal Vida Sana