Preguntas de los usuarios de la web y de los lectores de Últimas Noticias

Esta sección retoma las respuestas enviadas por Salud de Altura a las preguntas de los usuarios de la web y de los lectores de Últimas Noticias.  

 

Hace un año me realizaron la ligadura de trompas. Quisiera tener información sobre las posibilidades de revertir esto pues con mi actual esposo deseamos tener un hijo. ¿Es posible esta operación? ¿Cuánto cuesta? ¿Cuáles son las posibilidades de embarazo?
  • La recanalización:
    Entre los factores más importantes para el éxito de una cirugía de
    recanalización de las trompas está:
1. El tipo de operación que se hizo la primera vez para cerrarlas. Hay más probabilidades de éxito si solo se colocaron ligaduras o clips. En cambio si se cortó y se sacó un segmento de cada trompa las posibilidades de reconstruirlas son menores y mucho menores si se cauterizaron, quedaron menos de 2.5 centímetros de trompa o se extirparon las partes más alejadas de la trompa donde se ubican las “fimbrias” que ayudan a captar los óvulos.
Para conocer el tipo de operación realizada y de esta forma evaluar a las probabilidades de éxito de la recanalización, la primera recomendación es consultar al médico que llevo a caboel procedimiento. Si no es posible saber el tipo de operación que le realizaron se sugiere hacer una laparoscopía, que consiste en un pequeño corte para introducir por el ombligo un tubo de aproximadamente 1 cm de diámetro con una cámara en su interior para ver cómo están las trompas. Esta es una intervención sencilla, que no requiere hospitalización y se hace en pocas horas.
2. También influye la edad de la mujer. La posibilidad de embarazo después de un recanalización tubaria es mayor en mujeres menores de 37 años.
Estudios recientes, realizados en Bélgica, que comparan las tasas de éxito de los procedimientos de recanalización tubaria con la fertilización asistida, encuentran que cerca del 60% de las mujeres que se realizaron recanalización pudieron concebir y tener un parto dentro de los 72 meses (6 años) siguientes al procedimiento, probabilidad que subió a 72% en las pacientes menores de 37 años. La tasa de éxito con el uso de fertilización asistida fue de 52%.
En Quito hay varios establecimientos de salud que cuentan con laparoscopía y donde especialistas en Ginecología y Obstetricia pueden realizar estos procedimientos por ejemplo la Unidad Municipal Sur (Patronato Sur) o el Hospital Carlos Andrade Marín y en general en casi todos los centros especializados en problemas de infertilidad. Los costos de un procedimiento de recanalización tubaria oscilan alrededor de los 500 a 1000 dólares según la institución donde se realice.
Entre las complicaciones que se pueden presentar después de un procedimiento de recanalización están la falla del procedimiento y por lo tanto que la mujer no pueda embarazarse; y aumenta el riesgo de un embarazo ectópicos, es decir fuera del útero. Estos embarazos ectópicos después de recanalización se presentan en un rango de 2 de cada 100 a 1 de cada diez embarazos.
  • Después de la recanalización:
    Si ya le recanalizaron las trompas y lleva más de un año sin lograr un embarazo, le recomendamos realizarse una histero-salpingografía. Este examen consiste en introducir un medio de contraste por el cuello del útero para visualizar la permeabilidad de las trompas. No es muy costoso sin embargo personas que se han realizado el examen manifiestan que es muy doloroso. Si las trompas son permeables, le sugerimos esperar seis meses o un año más. Si no son permeables, le recomendamos informarse sobre la fertilización asistida, la cual consiste en capturar los óvulos de la mujer y fecundarlos fuera del útero e implantarlos una vez que han sido fecundados. Los mayores inconvenientes de esta son su alto costo y su baja tasa de éxito.
Nota:
Como no conocemos su situación con detalle (si ya ha tenido hijos, si ha cambiado de pareja), le informamos adicionalmente que la infertilidad en la mujer también puede darse por trastornos hormonales; y en un tercio de los casos, la infertilidad de la pareja se debe al hombre.